domingo, 30 de abril de 2017

Primero de Mayo: Día Internacional de los Trabajadores















Hoy primero de mayo, Día Internacional de los Trabajadores, es un día símbolo de una lucha unida y sin concesiones por una vida mejor, acontecida hace 131 años atrás en Estados Unidos. Recuerdo y monumento a la verdad, a la grandeza de la acción, que demostró que se puede contener el apetito caníbal de la clase explotadora y del Estado, a través del apoyo mutuo, la solidaridad y el amor, el amor a los suyos, como lo demostraría A. Parsons, uno de los mártires de estas jornadas en Haymarket Square, que cuando queda libre de los falsos cargos que se le acusaba, pregunta (con respecto a los demás obreros detenidos): “¿Hay alguna esperanza de que se salven mis compañeros? Y al escuchar una respuesta negativa, responde al carcelero: “Pues entonces moriré con ellos”. Acciones de esta naturaleza, no pueden pasar al olvido y ser transformadas en pestilentes celebraciones y fiestas con las que se sustenta el modelo en la extracción de la plusvalía.

En muchos países bajo la democracia burguesa y su modelo neoliberal, este día ha pasado a ser una fiesta que eufemísticamente ha comenzado a llamarse "Día del Trabajo", invirtiendo su sentido original, como si las conquistas del movimiento por las ocho horas en 1886 o la lucha  de los mártires de Chicago ejecutados por el Estado en 1887 sean motivos de celebración.

Hoy como ayer, es importante reflexionar. Tener una jornada laboral de ocho horas, pareciese que se sigue viendo como algo normal; el solo hecho de tener trabajo pareciese que tendría que ser motivo para regocijarnos, a pesar de las condiciones bestiales que siguen sufriendo muchos y muchas que trabajan por nosotros en precarias condiciones por 10, 12 o más horas sin que nadie se vea sorprendido; a esto sumarle la baja sindicalización o el oportunismo político de los gremios aliados al gobierno que dicen representarnos. Estas y otras “cuestiones sociales” fueron las razones por las cuales se dio la lucha que se amotino, hace más de cien años, contra el capitalismo explotador y de las cuales nos sentimos herederos.

Este primero de mayo, en medio de un complejo escenario debido a las carreras político-partidistas, se deben elevar las discusiones, la presencia en las calles, las organizaciones clasistas e incluso activar a las individualidades o pequeños grupos fragmentados para construir una alternativa en unidad para la construcción de un mejor futuro, digno para nuestro pueblo ¡La emancipación de los trabajadores será obra de los trabajadores mismos!

Que se sume aquel que esta despolitizado y que espera de su jefe unas vacaciones extraordinarias, un asado o un día feriado más. Que sea un homenaje a la memoria que se desvanece, que estas personas sepan, que las verdaderas raíces de las conquistas que tenemos hoy, jamás fueron logradas bajo la sumisión y la voluntad de los poderosos, sino por la protesta y la agitación. Que se sepa que aun somos muchos, socialistas, comunistas, libertarios; obreros, pobladores, campesinos y estudiantes los que seguiremos levantando en conjunto el pliego del pueblo, hasta lograr la Revolución Socialista y Libertaria!

¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO! ¡VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA!

Libertad, Igualdad, Solidaridad (///)

Jóvenes Rojos & Anarquistas- RASH PATAGONIA 2017

1 comentario:

Rodrigo Sanchez Martinez dijo...

Que buen texto Un saludo fraternal y combativo en este dia fundamental para la clase trabajadora Internacional /// (A)